miércoles, 22 de febrero de 2017

Profesor Extraordinario: Maru Cázares

La maestra Maru Cázares Treviño se graduó en 1983 de la licenciatura en Diseño Gráfico en la UDEM, y después de vivir un tiempo en la Ciudad de México, decidió regresar a su Alma Mater.

"En ese entonces, éramos muy pocos los que teníamos buena experiencia laboral al graduarnos, afortunadamente terminando mi carrera trabajé en el periódico El Norte, bajo la dirección de Eduardo Danilo. Después, me ofrecieron un trabajo en la Ciudad de México como Directora de Arte para Latinoamérica, con mucho mayor sueldo y constante oportunidad de viajar. No lo pensé dos veces y me fui. Ahí estuve dos años hasta que me ganó el estrés por la ola de robos en la ciudad y, aunque me gustaba mucho mi trabajo y la ciudad, decidí que era el momento de regresar a Monterrey", nos cuenta.

Fue en 1989, cuando inició su carrera como profesora en el departamento de Diseño Gráfico, donde estuvo 4 años como profesora de planta, y en 1997 regresó como profesora auxiliar. Gracias al apoyo recibido por la UDEM, consiguió una Beca Fulbright, y en el 2000, se fue a la Universidad de West Virginia a estudiar una maestría en diseño gráfico. El plan eran 2 años, y estuvo allá hasta julio del 2007, para después regresar como profesora auxiliar, y posteriormente ser Directora de Posgrados en la DAAD. Actualmente es profesora titular en el Departamento de Diseño Gráfico.

La maestra Maru nos platica: "Cuando la gente me pregunta que qué hago, sin duda les digo que tengo el mejor trabajo del mundo. Ser parte de esta institución y hacer lo que hago no me gusta, ¡me fascina! Creo que esta profesión te ayuda a desarrollar muchísimas habilidades: aprendes a ser paciente, a ser empática, a desarrollar perfectamente habilidades interpersonales, a ser compasiva, a “leer” diferentes personalidades e incluso problemas que puedan estar teniendo los chicos."

Reconociendo que cada día es una aventura, Maru considera un reto estar siempre al tanto de la tecnología, de la forma de pensar de los chicos, de saber en lo que creen y lo que quieren; para lograr que confíen en ella como profesional y como persona, a la vez que es una oportunidad de compartir su pasión por el diseño. "Saber que el trabajo de tus alumnos es reconocido y premiado por asociaciones nacionales e internacionales de diseño, o publicado en revistas internacionales es un gran logro y muy gratificante, es la respuesta perfecta a: ¿estoy haciendo bien mi trabajo?", nos dice sobre las satisfacciones que le da ser docente.

Para concluir, nos comenta, "Estoy super orgullosa de muchos de mis Exalumnos que han llevado el nombre de la UDEM muy alto. Gracias a ellos nuestro programa de diseño es muy respetado y reconocido, y quisiera pensar que tuve que ver “alguito” en lo que son ahora como profesionistas y como personas. ¡Soy mega orgullosa profe UDEM, y espero serlo hasta que el cuerpo aguante!"