miércoles, 22 de febrero de 2017

Mejorando el rendimiento académico

Paulina Julián (LPP ’14) y Gabriela Hoyo (LPP ’13), son las fundadoras de Área3, un espacio que brinda terapias que buscan prevenir y corregir dificultades que se presentan en el proceso de aprendizaje del alumno, ayudándolo a superar cualquier obstáculo para desarrollar al máximo su potencial.

Siendo maestras desde hace 5 años, se dieron cuenta de la gran necesidad que hay de brindar atención personalizada a los alumnos, ya que cada uno aprende de manera diferente y a su propio ritmo. "Cuando estás frente a un grupo, es muy difícil cubrir las necesidades de cada uno de los alumnos, y no en todos los colegios existe suficiente apoyo para estos niños", nos comentan.
Su pasión por ayudar a los niños siempre ha existido, y así surgió la idea de abrir un espacio psicopedagógico en donde pudieran potenciar las fortalezas de cada alumno y desarrollar sus áreas de oportunidad, para mejorar su rendimiento académico.

Sin pensarlo mucho se pusieron a trabajar para hacer esta idea realidad, y en Septiembre 2016, inauguraron Área3.
Paulina y Gabriela consideran que uno de los principales motores para tomar su decisión de abrir este espacio psicopedagógico, fue que la UDEM siempre les enseñó a poner sus talentos al servicio de aquellos que lo requieren. "Los maestros que nos acompañaron, a través de nuestro camino por la Universidad, nos transmitieron sus conocimientos y experiencia, y sembraron en nosotros la inquietud de trascender como profesionistas y personas", nos cuentan.

Ambas ExaUDEM consideran, que uno de los principales retos de Área3, fue dar el primer paso, ya que sabían que tomaría tiempo, y que implicaría mucha dedicación, pero al final, su pasión por lograrlo fue mayor, "Durante el proceso de planeación del proyecto y preparación del local, se fueron presentando obstáculos, que nos hacían dudar sobre si era lo correcto o no, pero gracias al apoyo de nuestros amigos y familiares que siempre estuvieron ahí para animarnos, perseveramos", agregaron al respecto.
Su esfuerzo y dedicación se ha visto recompensando al saber que hay personas que confían en ellas, y ponen a sus hijos en sus manos; pero, más que nada, el ver sesión tras sesión, como cada alumno va superando sus obstáculos y dificultades, y cómo vienen cada vez más felices y motivados, es para Paulina y Gabriela la mayor satisfacción.

Entre sus planes futuros para Área3, está el convertirlo en un espacio psicopedagógico reconocido, para así poder ayudar al mayor número de niños posibles.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡MIS FELICITACIONES Y ADMIRACIÓN PARA ESTAS JÓVENES, HERMOSAS, CREATIVASY ENTUSISTAS PROFESIONALES....!!!!!