viernes, 3 de febrero de 2017

Lánzate al Gran Cañón

Les quiero platicar esta ocasión, que a principios de diciembre 2016 realicé un viaje al Gran Cañón en Arizona, EUA; lo hice a través del Centro de Liderazgo Lánzate UDEM, con título del programa “Lánzate al Gran Cañón”. 

Éste es un viaje que se realiza cada año para alumnos, ExaUDEM y/o colaboradores de la UDEM, se armó un grupo de 11 personas, y fue un viaje muy completo, ya que pudimos visitar muchas maravillas naturales, aparte del Gran Cañón.
Antes de ir al Gran Cañón, visitamos el Cañón de Zion en Utah, donde caminamos aproximadamente 2 km, el clima estaba muy frío, y en algunas partes había nieve en el camino. En este recorrido pudimos ver una cascada pequeña y, al final, el lago, dónde termina una parte del cañón, fue realmente una caminata muy agradable.

Uno de mis recorridos favoritos fue en el “Antelope Canyon” que es una grieta gigante, ubicada entre dos montañas en medio del desierto; las piedras tiene tonos rojizos, y están talladas con líneas horizontales que están muy marcadas. Dichas líneas son realizadas por el viento y corrientes de agua, así que cuando estás en el interior, el sol entra por la parte superior de la grieta y hace que los rayos hagan maravillas en los colores de la piedra, es un gran espectáculo y las fotos que podíamos tomar eran increíbles. 


Lueg,o por el desierto de Arizona, vimos algunas huellas de dinosaurios, entre ellas de velociraptor, que es la que les muestro en la foto.También vimos fósiles de corales, e incluso había desechos petrificados de dinosaurios. 


Otra maravilla natural que visitamos fue “Horseshoe Bend”, es un cañón con una singular formación que pareciera ser de una herradura de caballo, y dicha formación se realizó por la corriente del agua. En la parte de arriba del cañón, se encuentra el desierto de Arizona y todo esto complementa el paisaje que vale mucho la pena ver, les muestro la foto que tomé ese día. 


También conocimos “Meteor Crater” en Arizona, uno de los cráteres mejores conservados del planeta. Este cráter de meteoro, tiene 1.2 km de ancho y 200 m. de profundidad formado hace unos 50,000 años.

También pudimos entrar al museo, que se encuentra al lado del cráter, en el cual pudimos apreciar el mayor fragmento recuperado en esta locación, el cual está compuesto mayormente de hierro.
Finalmente, fuimos al Gran Cañón para caminar y acampar. Iniciamos por adentrarnos al cañón y el primer día hicimos 12 km de caminata, con una inclinación de 1400 metros aproximadamente. Mi mochila pesaba como14 kilos, entre mi sleeping bag, tienda de campaña, algo de ropa, cosas para el frío, limpieza personal, comida, entre otros artículos. 

Fue pesada la bajada, tuve un problema de uñas enterradas, además de 3 ampollas, pero valía la pena al ver los paisajes que nunca me imaginaba poder apreciar personalmente, eran increíbles los colores, verde y rojo, que sobresalían en el cañón y una extraña sensación como de estar en un parque jurásico, y a pesar de hacer mucho frío, cuando caminábamos entrabamos en calor. 

Llegamos a un puente colgante muy peculiar, y debajo se encontraba el Río Colorado. 
El Segundo día era libre hicimos una caminata de kilómetro y medio, enmedio del Gran Cañón, y pudimos estar en una playita, muy curiosa,en el Río Colorado, ya que tenía la arena blanca y muy fina; y al lado estaba el río caudaloso y con fuertes corrientes, aún así los montañistas de otros campamentos salían en kayak y lanchas a explorar el río.
El tercer día, iniciamos el acenso del cañón, hicimos 7 km con una elevación 400 mts, llegamos al siguiente campamento, paramos la tienda y después fuimos a una caminata nocturna hacia un mirador muy bonito, en el cual caminamos como 2 kilómetro y medio, en el camino observamos venados y muchísimos nopales de color morado, esto a causa de la tierra, después de una sesión fotográfica en el mirador regresamos y pasamos la noche en el campamento. 
El cuarto, y último día, hicimos 7 km de una caminata muy dura, ya que la elevación era de 950 metros aproximadamente, y aún traíamos mucho peso en la mochila. Ya algo cansados nos topamos que entre más subíamos, más hielo encontrábamos en el camino, así que tuvimos mucha precaución al caminar, pero los paisajes en cada paso eran inigualables. 

Llegamos a la cima con mucha satisfacción, indudablemente una de las mejores experiencias de mi vida, lo recomiendo ampliamente.


Clemen Anett Castillo De la Garza (LDG '10)
clemencastillo@hotmail.com
Actualmente colabora en la Dirección de Atracción Estudiantil (DAES) como Promotora de Carreras UDEM y tiene una gran pasión en múltiples actividades relacionadas al Montañismo.


¿Te gusta escribir?
Te invitamos a participar en nuestra sección Artículos ExaUDEM en donde puedes compartir con el resto de la comunidad de exalumnos, tu experiencia sobre cualquier tema de interés general como desarrollo personal y profesional, educación, finanzas, negocios, tecnología, salud, etc.
Para participar solamente manda tu artículo a exaudem@udem.edu.mx.
Los artículos son publicados en nuestro sitio web, redes sociales y el Boletín ExaUDEM.
Consulta aquí algunos de los que hemos compartido.